top of page

La Tierra Santa, Dubái y Estambul: División entre dos mundos.

Durante el paso de las décadas, quizás hasta siglos, el país de Israel ha generado controversia tras controversia que se relaciona con conflictos de su origen y estancia política; en general, son muy pocos los países que generan tantas pasiones como Israel. Al viajar a este destino el turista tendrá que enfrentarse a una realidad de la que todo el mundo habla, pero que muy pocos conocen verdaderamente. Callejear por Jerusalén y visitar algunos de los lugares de las tres religiones monoteístas no te dejarán indiferente.



El turista puede considerarse creyente o no, pero el fervor que se desprende de estos lugares es una experiencia sin igual, después de ver el atardecer sobre la Cúpula de la Roca al compás de la llamada a la oración del muecín, las campanas del Santo Sepulcro o los fieles que se agolpan para asistir al sermón de Minha en el Muro de las Lamentaciones, el visitante tendrá una perspectiva completamente distinta de los conflictos históricos que han sido vistos por las paredes de la Tierra Santa.



Del otro lado de la moneda y no tan alejado del destino anterior, Dubái es una ciudad que ha ido en ascenso constante durante los últimos años, ya sea en materia de economía, innovación, o turismo. Considerado como uno de los lugares más modernos del mundo, una capital del lujo y extravagancia mundial, siendo apoyado por una inmensidad de títulos y récords apoyando dichas ideas. Visitar la ciudad de los rascacielos se ha ido agregando en la lista de deseos de muchos viajeros a nivel mundial, sus razones son obvias y abundantes, desde su inigualable cultura, rica y variada comida, paisajes naturales atrayentes y complejos turísticos artificiales impresionantes.



La ciudad está compuesta por una selección de los edificios más lujosos y altos del mundo, las obras arquitectónicas más extravagantes, los hoteles de súper lujo y centros comerciales inmensos, todo ligado a la hospitalidad de las personas y su tradicional cultura. Cualquier persona que ame ir de compras amara Dubái, es la capital del comercio y la casa del centro comercial más grande de todo el mundo, el Dubai Mall con casi 2000 tiendas dentro de él con ventas tanto al mayor como de venta minorista, con artículos de alta gama en casi cada rincón.



La amplia geografía de Turquía abarca un atractivo abanico de lugares, paisajes y culturas milenarias, una rica gastronomía y tradiciones por descubrir al visitante. Considerada como una de las ciudades más bellas del mundo, Estambul tiene muchos lugares por visitar; desde la preciosa Santa Sofía y la mezquita Azul, a las preciosas vistas de la Torre Galata, un crucero por el bóforo o la parte asiática de Uskudar, la división esencial de la parte asiática y europea de la ciudad. En el trayecto que hacen las golondrinas (barcos turísticos) desde el muelle de Eminönü hacia el norte vas a ver murallas, torres, palacios y casas de gente adinerada. Aunque también vale la pena coger subir a algún barco local para ir a los diferentes embarcadores de la ciudad, para ver el día a día de la gente que va a trabajar en ese transporte.



Pescado, olivas, frutos secos, café…Hay una inmensidad de alimentos que definen la gastronomía turca. Aunque el plato omnipresente que te vas a encontrar en todos los restaurantes va a ser el famoso kebab, una carne asada acompañada de verdura y/o patatas. La salsa de yogurt o el yogurt líquido (Ayran) acompaña todas las comidas y es un imprescindible en las comidas turcas.



Los turcos se caracterizan por ser sencillos, abiertos y hospitalarios y seguro que más de uno, si entablas una conversación, acabará invitándote a un té y presentándote a su familia. Si tienes tiempo, aceptar la invitación puede acabar siendo una experiencia magnífica para conocer la cultura local de primera mano.



Fuentes:

留言


Entradas destacadas
Categorías
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Subscríbete al Blog
bottom of page